El PSN-PSOE elabora un proyecto de Ley de Vida Digital


Los socialistas han presentado el proyecto de Ley Foral de Vida Digital, una iniciativa “novedosa” que pretende regular lo relativo al manejo de los datos digitales o el acceso a internet y a las nuevas tecnologías durante toda la vida de las personas. Es, como explica el portavoz del PSN-PSOE en la materia, Guzmán Garmendia, “una ley pionera que debe poner a Navarra a la vanguardia de la tecnología”. No obstante, señala que es también complicada, pero que los socialistas aspiran a iniciar el trámite parlamentario para abrir camino y empezar a trabajar.

El proyecto de Ley aborda cuestiones que, como subraya Garmendia, “son fundamentales ahora y lo serán incluso más aún en el futuro”. Aspectos de la vida digital de las personas como el derecho a la desconexión, al acceso a internet, a la protección de los menores, a la rectificación, a las últimas voluntades digitales, a la intimidad en la red o a la eliminación de la brecha digital.

En el caso de los menores de edad, la Ley establece que ningún menor de 14 años podrá ser usuario de redes, que será necesario el consentimiento de los padres para la difusión de imágenes de menores en internet, o que los dispositivos públicos deberán disponer de sistemas de bloqueo de contenidos nocivos para este colectivo.

Además, se prevé dedicar especial atención al ciberbullying, y se establecen ayudas anuales directas de 50 euros para garantizar la conectividad digital de los residentes en Navarra de entre 16 y 22 años.

En lo relativo a la edad adulta, se recoge el derecho de acceso a internet, de tal forma que toda la comunidad foral tenga cobertura de conexión móvil de calidad, permitiendo al menos conexión 4G. Además, se establece que las empresas redacten una política de actuación de desconexión digital para sus empleados en el uso profesional de dispositivos móviles, en vacaciones, fines de semana o fuera del horario laboral.

Para la tercera edad, se plantea facilitar la realización de trámites digitales de forma analógica y se apuesta por priorizar el acceso de las personas mayores a los cursos de inmersión en medios digitales. Del mismo modo, el Gobierno de Navarra promovería un espacio en internet orientado exclusivamente a este colectivo, con programas culturales, de ocio o de intercomunicación.

La Ley regula también las últimas voluntades digitales para determinar, por ejemplo, qué ocurre con los perfiles en redes sociales de las personas cuando mueren. En este sentido, se prevé la creación de un “Registro de voluntades digitales”.

Por último, se contempla el derecho al olvido, “esencial para la reinserción y las segundas oportunidades”, tal y como recuerda Garmendia. Los socialistas incluyen, además, el “Habeas Data” entendido como el derecho de control del individuo sobre sus datos y su información personal.

Para velar por la buena aplicación de la Ley, el Gobierno de Navarra crearía el “Consejo de Vida Digital”.